El Cloud de ir por casa (II)

En la anterior edición de El Cloud de ir por casa vimos, para introducirnos en el tema, que podíamos aprovisionarnos de almacenamiento en la nube, requiriéndose sólo de un navegador para cargar y acceder al contenido de nuestro ‘disco virtual’. Hoy empezamos con un caso práctico. Espero que resulte de utilidad.

Contexto

En el día a día uso diversos dispositivos: laptop en el trabajo, sobremesa en casa, Netbook cuando viajo, tablet en el trabajo y en casa, y el smartphone, que me acompaña a todos lados.

Problema

Ante tal diversidad de dispositivos se hacía harto complicado acceder desde cualquier ubicación a documentos personales o del trabajo, de forma independiente al dispositivo usado, si no los llevaba en una memoria USB o en una tarjeta SSD, y siempre me olvidaba copiar algún documento o su última versión.

Solución

El almacenamiento en la nube me proporcionó un repositorio único para todos esos documentos o archivos a los que necesito acceder desde distintos dispositivos.
Ah!… pero… lo del ‘cloud’ ¿no requería de una conexión a internet? ¿y si no tienes a tu alcance una Wi-Fi o no tienes un plan de datos móvil? Afortunadamente ese contratiempo también tiene solución. Hablaremos de los 2 servicios que uso en mi día a día: Dropbox y Ubuntu One.

Cómo

Tanto Dropbox como Ubuntu One son servicios multiplataforma de almacenamiento de archivos en la nube. Estos servicios permiten a los usuarios almacenar y sincronizar archivos en línea y entre computadoras y compartir archivos y carpetas con otras personas, sean o no usuarias del servicio. Ambos presentan no solo la capacidad de usar su servicio a través del acceso web a sus respectivas páginas, sino que disponen de software instalable en el PC, o dispositivo móvil, que se encarga de sincronizar el contenido de ese dispositivo con tu ‘disco virtual’. Ambos disponen de clientes para Windows, Mac OS X, Linux, iOS y Android, si bien Dropbox también lo tiene para Blackberry, y Ubuntu One tiene su cliente totalmente integrado con Nautilus en la distribuión Linux de Ubuntu. Te pueden gustar más o menos sus páginas web o sus clientes pero, en el fondo, sirven al mismo propósito.

Pongamos un ejemplo gráfico de funcionamiento del proceso de sincronización con Ubuntu One:

  1. En tu Netbook con Ubuntu creas un documento en una de las carpetas que tienes configuradas en cono «carpeta en la nube».
  2. El software de sincronización se da cuenta de ello y sube ese documento a tu disco virtual que tienes en Ubuntu One. En este momento, si quieres, puedes comprobar que ya lo tienes disponible en la nube accediendo desde tu navegador y logándote a Ubuntu One.
  3. El software de sincronización de los dispositivos que tienes en marcha descargan el documento que acabas de publicar. Ahora ya lo tienes disponible en todos ellos (tu Mac, tu móvil Android, el portátil con Windows, …), con excepción de aquellos dispositivos que tengas apagados, claro. Éstos, cuando los enciendas, arrancarán el proceso de sincronización.

Sincronitzaci-C3-B3-Cloud
De esta forma ya tienes en toooooooooooooodos tus dispositivos ese documento accesible, inclusive de forma off-line. ¿Qué significa esto? Pues que si no tienes una conexión a internet puedes seguir trabajando en local con tu documento y, una vez tengas salida a internet, éste será sincronizado.
La ventaja adicional a todo este tinglado es que si dispones de salida a internet, puedes acceder a tus documentos con un navegador y desde un dispositivo cualquiera que no sea el tuyo. Genial, ¿no? Problema solucionado.

Quizás te preguntarás si con Minus o con Box (comentados en la entrega anterior) puedes hacer lo mismo. La respuesta es no. Estos servicios no proporcionan ninguna componente software de sincronización, y, por tanto, no solucionan el problema planteado dado que requieren, sí o sí, de salida a internet (te ligan a la ubicación).

En próximas entregas, seguiremos indagando un poco más sobre las posibilidades «de ir por casa» del mundo del «cloud».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.