Compartir acrhivos en casa por FTP

Compartir acrhivos en casa por FTP
Imagen Munich Conveyor Belt  por  Thomas  (CC BY-NC-SA)

FTP (File Transfer Protocol) es un protocolo de comunicación independiente del sistema operativo para la transfrencia de archivos entre ordenadores que data de 1971. Este ya veterano protocolo requiere de una máquina que preste el servicio que permita el intercambio, y de otra que consuma o utilice ese servicio para que ese intercambio se consume.

En un anterior artículo titulado Exprimiendo a tu Tablet: centro de descargas, hablábamos de la posibilidad de utilizar tu tablet (o smartphone) como centro de descargas. Los archivos descargados en tu tablet los llevábamos luego hacia tu ‘media center’ utilizando un programa denominado FTPCafe, un cliente FTP que se conecta al servicio de FTP de tu ‘media center’ (éstos llevan normalmente ya integrado este tipo de servicio). Pero, ¿qué ocurre si tu ‘media center’ es el PC de sobremesa de tu casa o algún ordenador que utilizas como tal? El principio es igualmente válido, solo que debéis ser vosotros quienes os preocupéis de poner en marcha un servicio de FTP en el PC; así pues, veamos qué hacer en para compartir archivos en casa por FTP entre distintos dispositivos.

Dependiendo del sistema operativo que tengáis en el PC el procedimiento y el software varía. En este caso práctico nos ocuparemos de un Linux con Ubuntu, donde instalaremos y configuraremos un servidor FTP llamado vsftpd al que nos conectaremos desde un tablet Android y un portátil OS X..

Instalación y configuración del servicio FTP

Abriendo una consola de comandados teclearemos la siguiente instrucción:

1
sudo apt-get install vsftpd

Ya tienes el servidor instalado y en funcionamiento, pero realizaremos alguna modificación en su configuración. Para ello, desde la misma consola, editar el archivo vsftpd.conf que es encuentra en la carpeta /etc

1
2
cd /etc
sudo gedit vsftpd.conf

Cuando edites este archivo mantén el valor del parámetro de configuración del servicio de FTP anonymous_enable=NO para que deba existir una validación de usuario y contraseña de quien intenta acceder a tu servidor de FTP; si no deseas verificación y permites el acceso anónimo, cambia este valor por ‘YES’, pero no te lo recomiendo por cuestiones de seguridad.

FTP Anonymous Enable

Elimina el ‘#’ frente al parámetro write_enable=YES. Su eliminación activa esta línea de configuración y evitarás el error 550 Permission Denied (or No such file or folder) que obtendrías al intentar cargar ficheros al servidor. Finalmente elimina el ‘#’ del parámetro local_enable=YES para que el usuario que se conecte lo haga en su directorio ‘home‘ (si en tu casa usa el ordenador más de una persona y cada uno tiene su usuario, de esta forma cada cuál podrá transferir contenidos a su propio espacio).

Como que has realizado cambios en la parametrización del servicio de FTP, deberás reiniciar el servicio para que éste tome en consideración los ajustes realizados. Para ello, accede al directorio /etc/init. d y escribe el siguiente comando:

1
sudo service vsftpd restart

Ahora ya tienes tu servicio FTP en funcionamiento y a la espera de que te conectes a él -para enviar u obtener archivos- con algún cliente FTP desde otro PC, tu tablet, el smartphone, …

Existen otros parámetros de configuración interesantes, como el de cifrado del protocolo, pero los que hemos vistos son los más importantes. Echad un vistazo a este archivo vsftpd.conf para descubrir nuevas posibilidades relativas a su configuración, siempre recordando reiniciar el servicio para que los cambios surjan efecto.

Acceso al servicio FTP

Lo haremos primero con FTPCafe, al igual que lo hicimos en el artículo Exprimiendo a tu Tablet: centro de descargas.  Para ello debemos configurar los parámetros de conexión con nuestro servicio de FTP como el protocolo, la dirección de nuestro servidor de FTP y el nombre de usuario con el que accedemos. Guardamos la configuración y ya podemos pulsar sobre el botón Connect.

FTP Configuración Acceso

Ahora nos conectaremos desde un portátil con OS X Yosemite. Para ello, desde el ‘finder’ seleccionamos Conectar al servidor… Establecemos el protoclolo e IP de conexión y pulsamos en el botón Conectar.

Cliente OS X FTP

A continuación se nos requerirán nuestros credenciales de acceso y ya tendremos acceso desde el ‘finder’ al directorio ‘home’ del usuario con el que nos hemos identificado. El único «problemilla» es que el ‘finder’ de OS X sólo permite FTP de lectura, es decir, para bajarte archivos; para leer y escribir, puedes instalarte cualquier cliente FTP, como Cyberduck (gratuíto), o usar el cliente FTP de OS X desde la línea de comandos.

Cabe recordar dos puntos importantes, aunque parezcan obvios:

  • El usuario debe de existir en el PC que hace de servidor FTP (o de lo contrario éste no reconocerá las credenciales de acceso), y serán los permisos de ese usuario los que controlarán qué podéis hacer en el servidor.
  • Es altamente recomendable que el PC que hace de servidor tenga una IP fija y que no la obtenga de forma dinámica desde el ‘router’, por ejemplo.

Y todo esto, ¿para qué sirve?

Bueno, la utilidad de las cosas depende del contexto de cada uno, pero os lanzo algunas ideas:

  • Trasladar a vuestro ordenador principal (y centro de almacenamiento universal) los archivos que tenéis en vuestro tablet o smartphone (fotos, vídeos, archivos descargados, …).
  • Descargar archivos que tenéis almacenados en vuestro ordenador y que requerís tener disponibles en otro dispositivo (por ejemplo para ver películas mientras viajáis en avión, editar documentos de trabajo en las esperas en el aeropuerto, …)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.