Tus datos son el nuevo Bitcoin de la red

Privacidad
Imagen Privado  por  BeckerG   (CC BY-ND)

Creo que es ya conocido por todos los usuarios de WhatsApp el cambio en las condiciones de las políticas de privacidad de las que se nos ha informado durante estos últimos días (en WhatsApp, sí, pero también en multitud de medios de comunicación), condiciones que tienen que ver, como era de esperar, con la adquisición que en 2014 hizo Facebook de WhatsApp y que en algún momento debía monetizar, y es que tus datos son el nuevo Bitcoin de la red.

Según publica WhatsApp en su página web,

Aunque WhatsApp seguirá funcionando como un servicio independiente de Facebook, planeamos compartir cierta información con Facebook y la familia de empresas de Facebook que nos permitirá coordinarnos más y mejorar las experiencias entre nuestros servicios y los que Facebook y la familia de empresas de Facebook ofrecen.

¿Qué información es la que WhatsApp va a compartir con Facebook?

  1. Tu número de teléfono
  2. Los números de teléfono de todos tus contactos (libreta de direcciones), incluyendo los de sus servicios.
  3. Lo que denominan datos estadísticos o hábitos de uso, y que en realidad es toda tu actividad (cuándo accedes a WhatsApp, con quién te comunicas, en qué momento te comunicas, cuántos mensajes envías/recibes en tus comunicaciones, …)
  4. Información sobre tu conexión y dispositivos (marca y modelo, hardware, sistema operativo,navegador, ubicación, …).
  5. Información sobre mensajes de estado.

¿Qué información no va a ser compartida?

La información que transmitas en tus conversaciones (texto, fotos, audio, …)

¿Puede hacer éso WhatApp?

Párrafo 1 del Artículo 4 de la Ley Orgánica 15/1999

Los datos de carácter personal sólo se podrán recoger para su tratamiento, así como someterlos a dicho tratamiento, cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades determinadas, explícitas y legítimas para las que se hayan obtenido.

Párrafo 1 del Artículo 6 de la Ley Orgánica 15/1999

El tratamiento de los datos de carácter personal requerirá el consentimiento inequívoco del afectado, salvo que la Ley disponga otra cosa.

Párrafo 1 del Artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999

Los interesados a los que se soliciten datos personales deberán ser previamente informados de modo expreso, preciso e inequívoco

Por tanto, si te lees bien la política de privacidad, verás que parece ser que estos artículos se cumplen.

¿Para qué quiere Facebook esa información?

Para Facebook disponer de cuanta más información sobre sus usuarios es vital a efectos de poder segmentar mejor el público objetivo de las campañas publicitarias que las empresas les contratan. Además pretenden de WhatsApp ser la plataforma a través de la que comercios y empresas interaccionen contigo (no con fines publicitarios, según indican), de donde obtendrán más ingresos.

¿Qué información dispone Facebook ya de ti?

Pues si lees este artículo, son 98 los datos distintos que Facebook ya dispone de ti, sin contar con los que pueda llegar a obtener vía WhatsApp

¿Se cedía información sin mi consentimiento antes?

Estoy convencido de que sí. Extrañamente Facebook me ha estado presentando, mucho tiempo antes de que saltase el mensaje de información y consentimiento, «posibles amistades» cuyo único nexo con mi vida era que me había intercambiado algún mensaje por WhatsApp, personas que ni siquiera tenía registradas en la agenda. Eso significa que mi WhatsApp ha enviado el número de esta persona a Facebook y lo ha vinculado a mi cuenta, y ha hecho lo propio con esta otra persona, para luego cruzar perfiles.

Rizando el rizo

Que sepas que si piensas viajar a los EEUU, toda esta información tuya que obra en manos de Facebook podría llegar a ser usada por el gobierno de los EEUU

De hecho, se deja bien claro en su nueva política de privacidad que

Podemos recopilar, usar, conservar y compartir tu información si consideramos de buena fe que es razonablemente necesario para responder de acuerdo con las leyes o normas, procesos legales o solicitudes gubernamentales

En conclusión

Hasta ahora, tu perfil de WhatsApp estaba asociado a tu número de teléfono; no proporcionabas (supuestamente) ningún nombre ni correo electrónico. Con este cambio Facebook podrá completar tu perfil de usuario. Además ya no sólo sabrá aquello que le permitas saber a través de tu perfil, tus publicaciones, tus «Me gusta», tus amistades, etc, sinó que sabrá de toda tu actividad en WhatsApp.

Podrás rechazar que esos datos se utilicen para dos fines concretos (personalizar la publicidad y “mejorar” tu experiencia), pero viajarán igualmente, con o sin tu permiso, a no ser que no aceptes esta nueva política de privacidad y WhatsApp, por ende, deje de darte servicio.

Además, cada vez que te registras en un servicio con tu cuenta de Facebook (por aquello de que así no tienes que recordar un nuev usuario/pasword), cada vez que le das a un «Me gusta» en un artículo de un periódico e incluso con la simple navegación por Internet con una sesión no cerrada de Facebook (por aquello de no tener que estar logandote cada vez) estás vendiendo tu vida a Facebook -al igual que cuando haces consultas en el buscador de Google, se la vendes a Google, claro-.

Si WhatsApp y Facebook son gratuitos es porque pagas con tus datos, como ocurre con los servicios de Google, de modo que no está de más que recapacites a cerca de qué valor le atribuyes a tu vida en la red, de si no conviene abandonar WhatsApp y pasar a otra plataforma, de si no es mejor cambiar tu cuenta de GMail por una de iCloud, de no si sería más coherente almacenar tus fotos en un disco privado y no en Google Fotos, … y, sobretodo, si no nos estamos excediendo con la publicación de información en las redes sociales, y es que debes recordar que Tus datos son el nuevo Bitcoin de la red para que puedas disfrutar de esos servicios «gratuitos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.