Privacidad en las redes sociales: en pelotas y a lo loco

La privacidad en las redes sociales es algo que algunos tenemos en el cajón del olvido. No muchos somos conscientes de que en las redes sociales a veces nos paseamos en pelotas y a lo loco, mostrando impúdicamente todos nuestros ‘atributos’. ¿No has accedido nunca, por curiosidad, a las fotos o publicaciones en Facebook de algún amigo de un amigo y llevado las manos a la cabeza?

Debería preocuparnos aún más si cabe este problemilla de la privacidad cuando se entremezcla lo profesional con lo personal, y es que muchos de nosotros disociamos nuestra vida profesional de la personal y no somos conscientes de cómo nuestra vida personal puede afectar a la profesional, en especial cunado se busca trabajo. Los departamentos de RRHH de las empresas de relevancia, que tienen capacidad presupuestaria para dimensionarlos debidamente, disponen de personal que analiza nuestra vida en las redes sociales, de manera que ya no se rigen exclusivamente por quan buen profesional eres, o por tus conocimientos en el área que demandan, sino que también lo hacen en función de tu perfil social, y ahí entra tu ideario político o religioso, aficiones, vida familiar, etc. Por ello es importante cuidar nuestra actividad en las redes sociales y protegerla al máximo de miradas indiscretas.

Existen distintas acciones que puedes llevar a cabo en tus cuentas de redes sociales para proteger tu privacidad, y también tu identidad. Dependiendo de cuáles sean tus necesidades de «protección» lleva a cabos unas acciones u otras de las que se proponen, que no son todas las posibles, pero sí un número suficiente. Nos centraremos en las dos más polupares: Tweeter y Facebook.

Cómo protegerme en Twitter

Se invisible

Si no deseas que puedan relacionarte para nada con tu actividad en Twitter, simplemente no uses tu nombre real como nombre de la cuenta (‘real name’) ni como nombre de usuario (‘user name’). Si estás usando tu nombre real o una combinación del mismo y quieres revertir esta situación sin tener que anular tu cuenta y perder a tus seguidores, cámbialos. Para ello haz lo siguiente:

  • Edita tu perfil y pon un nombre de cuenta con el que no se te pueda relacionar.
  • En las opciones de configuración de la cuenta, cambia el nombre de usuario (el es nombre que se concatena a la ‘@’ para que puedan enviarte mensajes directos o puedan referirse a ti en los twits.

Una vez hecho esto, verás que si buscas tu nombre en un buscador aún sale como resultado tu cuenta de Twitter con tu anterior usuario, pero si ‘clicas’ sobre ese resultado verás que la página que se abre te dice Sorry, that page doesn’t exist!

Twitter también permite que se te localice en su red social a través de tu correo electrónico. Así pues, tener un usuario o un perfil de cuenta que no delate tu identidad puede no ser suficiente. Para evitar que se te pueda localizar por tu correo electrónico o número de teléfono, en el apartado de privacidad de las opciones de configuración de la cuenta, desmarca la casilla Let others find me by my email address.

Privacidad Configuración Tweeter

Evita el etiquetado en fotos

Una de las peores cosas que puede pasarte es que existan evidencias gráficas de una noche de fiesta en la que se te fue la mano. Si no deseas que tus amigotes puedan vincularte con fotos comprometidas, en las opciones de configuración de la privacidad activa la opción Do not allow anyone to tag me in photos.

Protege tus Tweets

Ser totalmente invisible es una medida muy drástica y te lleva a tener un perfil en el que no eres nadie en la vida real. Quizás una opción menos drástica es la de poder controlar quién puede ver tus Tweets. De esta forma tan solo aquellos usuarios que previamente hayas aprobado podrán ver tus Tweets; eso implica que todo aquel que quiera seguirte tendrá que enviarte una petición para ello. ¿Te preguntas ya por los retweets? No, tranquilo, no se podrá retweetear.

Para activar esta característica de privacidad, marca la opción Protect my Tweets desde las opciones de privacidad de la configuración de la cuenta.

Cómo protegerme en Facebook

Si bien también podemos tratar de pasar desapercibidos, como en Twitter, ocultando nuestra identidad, en el caso de Facebook nos centraremos más en las posibilidades de protección de tu privacidad y, de ellas, en las más interesantes, que no son pocas. Facebook tiene un amplio abanico de posibilidades para proteger tu privacidad, así que dedícale tiempo hasta poder tenerlo bien configuradoo.

Restringir quién puede ver tus publicaciones

Antes de publicar algo puedes determinar a quién quieres hacerlo visible, es decir, la audiencia de esa publicación: al toda la red social, sólo a tus amigos, a un cierto grupo, incluso puedes concretar la o las personas que deseas que puedan tener acceso a esa publicación. Trata de seleccionar adecuadamente tu audiencia.

Desde las opciones de privacidad puedes establecer este parámetro para que se use en tus futuras publicaciones, pero ¿qué pasa con tus publicaciones anteriores? Puedes también limitar la audiencia de éstas desde el área de privacidad en Limitar las publicaciones antiguas. Es una herramienta muy útil para evitar visibilidad pública de publicaciones anteriores y, así, restringirla.

Privacidad Configuración Facebook

Fíjate a quién estás aceptando como amigo

En un afán de conseguir, absurdamente, una ingente cantidad de amigos (como si de un concurso se tratase), algunos aceptan invitaciones de amistad de gente a la que realmente no conocen. Estas «amistades» van a tener acceso a lo que publiques si no restringes mucho más aún el ámbito de publicación; es por ello que quizás una de las primeras medidas a tomar para proteger tu privacidad es ser consciente de a quién le estamos dando acceso a nuestra vida.

Limita quién puede encontrarte

Si no deseas que cualquiera pueda localizarte en Facebook, y evitar ya así la entrada de peticiones de amistad, restringe el valor que aparece en ¿Quién puede enviarte solicitudes de amistad?, que por defecto está en Todos. Restringe también el valor de ¿Quién puede buscarte con la dirección de correo electrónico que has proporcionado? y de ¿Quién puede buscarte con el número de teléfono que has proporcionado?.

Evita que tu perfil aparezca en los buscadores

Para evitar aparecer en los resultados de búsqueda de Google o de otros buscadores, asegúrate que la opción ¿Quieres que otros motores de búsqueda muestren el enlace de tu biografía? del área de privacidad está inhabilitada.

Controla el etiquetado

Es conveniente que seas tú quien tome el control de los que se dice sobre ti y sobre el etiquetado de fotos en las que apareces, al igual que hemos explicado en el caso de Tweeter. Con la revisión de la biografía decides si quieres aprobar manualmente las publicaciones en las que se te etiquete antes de que aparezcan en tu biografía. Activa esta opción en ¿Quieres revisar las publicaciones en las que tus amigos te etiquetan antes de que aparezcan en tu biografía? desde el área de Biografía y etiquetado de la configuración de tu cuenta.

Bloquea amigos indeseados

A veces las relaciones se rompen, y ya no deseas que alguien pueda seguir sabiendo sobre ti y lo que haces o dejas de hacer. Para esos «indeseados» existen los bloqueos. Puedes establecer a quién ya no le confías tu vida con la opción Bloquear usuariosesa persona ya no podrá ver lo que publiques en tu biografía, etiquetarte, invitarte a eventos o grupos, iniciar una conversación contigo o añadirte como amigo.

Si buscas un bloqueo más suave, puedes definir una Lista de personas con acceso restringido, de manera que esas personas  solo podrán ver la información y las publicaciones que has hecho públicas.

Administra tu información personal

Tu «ficha» en Facebook tiene información personal que tú mismo has ido aportando, como tu número de teléfono, correos electrónicos, fecha de nacimiento, lugares en que has vivido, tus fotos y álbumes, tus amigos, lugares en los que has geolocalizado publicaciones, etc. Tú decides si puede o no verse toda esa información, o quién puede verla. Te animo a que revises punto por punto cada bloque de información personal y establezcas el nivel de visibilidad que quieres darle.

Administra tus «Like»

Puede que no te interese que todo el mundo pueda saber si sigues a un partido político, a una asociación, a una empresa o, en definitiva, a cualquier grupo. Puedes actuar también sobre el nivel de visibilidad de tus «Like» sobre estos grupos, grupos que después muestran su actividad en tu muro. Para ello, desde tu «ficha» personal, accede a la opción Más y selecciona Me gusta, pulsa sobre el lápiz de edición y selecciona Editar privacidad y establece el nivel de visibilidad de cada opción.

Privacidad Like Facebook

También puedes administrar tus «Like» de películas, programas de TV, libros, etc, desde la misma opción Más de tu «ficha».

Aísla la red social de otras redes que uses

La mayoría de nosotros usamos varias redes sociales; yo en concreto uso cuatro.

Un error frecuente es el de protegerte en una y crear una referencia a otra que no está protegida, o crear una referencia a tu página web personal o profesional. Te pongo un ejemplo: podrías tener protegido Tweeter y ser «invisible» en esa red, pero se puede dar el caso de que en tu perfil de Tweeter, en el apartado ‘Website’, hagas referencia a tu blog personal. Pues, ¡zas! te han cazado; ahora, desde tu blog personal, ya saben quién eres y podrán vincular tu identidad real a tu identidad camuflada en Tweeter. En definitiva, que no has conseguido nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.