No más Windows

He empezado a llevar al plano de la consciencia los motivos por los que desde hace ya unos meses decidí “planchar”, tras un ataque de desesperación, todos mis equipos Intel personales con una alternativa a Windows (por que sí, existe vida más allá de Windows), concretamente con una distribución de Linux denominada Ubuntu:

  1. Gratuidad: ¿qué cuesta Windows7 Premium? 120EUR. ¿qué cuesta una distribución de Linux? 0EUR.
  2. Ética: la política de Microsoft ha sido la de establecer alianzas con fabricantes para que su sistema forme parte indisoluble del PC; esto implica el encarecimiento del producto final y supone el mecanismo de expansión “a la fuerza” de Windows en el mundo digital.
  3. Facilidad: antes la instalación de una distribución de Linux requería de ciertos conocimientos de informática. Hoy es un juego de niños.
  4. Pirateo: con Linux tienes a tu alcance un amplísimo abanico de software gratuito en constante evolución . Este software es más que suficiente como para poder satisfacer las necesidades de cualquier usuario de nivel medio. Quizás no tengas las mismas aplicaciones que en Windows, pero sí la capacidad de hacer las mismas cosas. En cualquier caso… ¿sabías que puedes ejecutar las aplicaciones de Windows en Linux?
  5. Abrir y cerrar “en un pis, pas”: el arranque y cerrarlo de Windows es lento como un caracol. Cierto es que con Windows 7 la cosa ha mejorado mucho, pero sigue siendo lento, en especial si hablamos de Netbooks, donde la diferencia es abismal..
  6. Rendimiento y consumo de recursos: existen en la web infinidad de comparativas de rendimiento de Ubuntu vs Windows. A modo de ejemplo, el consumo de recursos de RAM de un Windows 7 Starter en un Netbook es de 610MB y de 730MB con el Chrome abierto; en un Ubuntu es de 298MB y 321MB respectivamente.
  7. Seguridad: lo primero que te dice Windows cuando lo instalas es que “No estás protegido”, así que, si eres precavido, lo siguiente que haces es instalarle un antivirus. ¿Cuántas veces has oído hablar de virus en Windows y cuántas en Linux? ¿Cuántos usuarios de Linux conoces que tengan instalado un antivirus?
  8. Instalación y desinstalación de software: el “App Store” de Apple, el “Market” (ahora Google Play) de Google, etc, son conceptos que las distribuciones de Linux vienen ofreciendo desde hace mucho tiempo, y son la forma más sencilla de buscar, instalar y desintsalar software para tu PC. Como suele suceder, Windows va por detrás del resto.
  9. “Ready to go”: la política de Microsoft con Windows 8 es la de retirar cierta funcionalidad que antes venía “de fábrica”. Las distribuciones Linux incluyen multitud de software de diversa índole, con lo que puedes empezar a usar tu PC inmediatamente.
  10. Actualizaciones: con Windows 7 llegó un momento en que cada vez que encendía mi Netbook, este se dedicaba en exclusiva a instalar actualizaciones, rascando disco continuamente y sin darme opción a trabajar con él.

Se me ocurren muchos más motivos, pero 10 eran los mandamientos de Dios y 10 los primeros motivos que me han venido a la cabeza… Seguro que a ti se te pueden ocurrir 10 en favor de Windows, pero yo me quedo con Ubuntu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.