12.09.2017 ¿primer día de la era Post-PC?

La cita marcada por muchos en sus calendarios: 12.09.2017, quizás el primer día de la era Post-PC.

La era Post-PC consiste en sustituir el uso de los ordenadores de sobremesa en favor del uso de los dispositivos móviles, es decir, equipos considerados estáticos cuya interfaz con el usuario está basada en el teclado y el ratón en favor de aquellos mucho más portables con una interfaz táctil.

Este término fue acuñado por David D. Clark en 1999, quien consideraba que el futuro de las computadoras pasaba por un mundo de dispositivos heterogéneos basados en servicios en la nube. Steve Jobs insistió mucho en este concepto en 2010

La era Post-PC gira en torno a la movilidad, es decir, los dispositivos portables (queda claro que los sobremesa están fuera, aunque tengamos furgoneta para poder trasladarlos).

Hay cuatro factores que definen este cambio de paradigma:

  1. El paso de lo estático (es usado en un único lugar) a la omnipresencia (puede ser usado en cualquier lugar)
  2. El cambio de lo formal (conlleva de todo un ritual, de un proceso -debo llegar a casa, enceder PC, sentarme frente el monitor-) a lo casual (aquí te pillo, aquí te mato)
  3. El paso de lo distante (debes ir a por él) a lo íntimo (lo llevas encima)
  4. La transformación desde una interacción limitada (básicamente teclado y ratón) a una mucho más inmersiva (la manipulación táctil, gestos, tratamiento de propiedades físicas como la acelaración, etc)

El “misunderstanding”

Para pode decir si estamos ante el primer día de la era Post-PC o no, hace falta aclarar algunas ideas.

El concepto de era Post-PC no es interpretado de igual forma por todos; la mayoría lo asocia a dejar aparcado el ordenador de sobremesa, pero otros van más allá y consideran el portátil como un elemento que se queda fuera de esa era Post-PC.

Un PC, o Personal Computer, es algo que es de uno (personal), algo de lo que se es possedor; una computadora es una máquina electrónica que trata automáticamente la información y que ejecuta procesos lógicos a gran velocidad. Por ende, el smartphone, tablet, smartwatch, portátil, ordenador de sobremesa, si es tuyo, entonces es un ‘Personal Computer’.

Así pues, no es lo mismo hablar de Post-PC que de Pot-Desktop-PC, que creo se ajustaría más al caso que nos ocupa.

El dejar fuera al portátil en la era Post-PC lo estoy viviendo en grupos y foros de Apple, en los que se desató la locura tras la presentación de la beta de iOS11, y es que la gran mayoría ve la suma de iPad Pro e iOS11 como el sustituto definitivo no ya de su equipo de sobremesa, sino de su portátil.

Parece pues que el fin definitivo de los PC de sobremesa y de los portátiles está justo a la vuelta de la esquina, o sea, en este próximo martes 12 de septiembre en que Apple lanzará ,oficialmente, iOS11, quizás el primer día de la era Post-PC…

Cambio de cromos con matices

En mi opinión lo que estamos intentando es sustituir el portátil por un iPad con accesiorios, pero sin conseguir esa ultraportabilidad que se pretende, pues sobre la báscula dan el mismo peso.

Quien han adquirido un iPad Pro para sustituir su portátil ha adquirido, también, un teclado. El precio de un MacBook de 12’‘ y 256GB está en 1.505€; el de un iPad Pro de 12,9’‘ y 256GB con teclado Apple en 1.191€. La diferencia es poco más de 300€, duplicando el MacBook la RAM del iPad, pero el MacBook es más liviano que ese iPad Pro vitaminado. Por tanto ¿qué es más portátil, el MacBook o el aparatillo Post-PC?

Básicamente, lo que hacemos con el iPad es lo mismo que lo que hacemos con el portátil; digo básicamente porque hay cosas imposibles para uno u otro dispositivo y otras que son más cómodas hacerlas en uno u otro.

En el uso que le doy a ambos dispositivos, el iPad Pro supera al MacBook en:

  • Inmediatez en la activación del dispositivo desde la suspensión
  • Aviso de recepción de notificaciones al estar en suspensión
  • Consumo de contenidos (web, redes sociales, lectura de libros y documentos, visionado de películas, …)
  • Anotación de docuemntos pdf y toma de notas a mano alzada
  • Fotos y grabación de vídeo
  • Duración batería

Por otro lado, el MacBook supera al iPad en:

  • Confortabilidad en el uso del teclaldo
  • Ergonomía en uso intensivo
  • Versatilidad
  • Disponibilidad y uso de aplicaciones de orientación profesional
  • Precisión en ciertas tareas
  • Capacidad de conexión a periféricos

En mi caso, el iPad Pro sigue sin ser un buen sustituto del MacBook para trabajar. No se siente cómodo al sujetarlo con una mano, y acabo apoyándolo en mi regazo o sobre una mesa. Al recoger el teclado hacia su parte posterior para interactuar con la pantalla, éste se desmonta y acabas con el iPad en una mano y el teclado en la otra. Es realmente incómodo escribir con su teclado reposando el iPad en tus rodillas cuando te arrellanas en el sofá. Tienes una peor experiencia al procesar y responder correos, redactar documentos, trabajar con hojas de cálculo o editando y montando vídeos.

Por otro lado, no me posible es usar el 50% de las aplicaciones que requiero en mi profesión (simplemente, no existen), conectarle un disco externo, …

Un iPad que sea un MacBook

Queremos la multitarea (algunos incluso un gestor de ventanas), un administrador de archivos, mejor centro de control, un ‘dock’, intercambiador de aplicaciones, arrastrar y soltar, … en definitiva, todo aquello que tiene macOS y aún no tiene iOS10 y que sí tendrá iOS11.

Lógicamente, queremos las mismas aplicaciones que usamos en macOS para no tener que llevar encima el MacBook y poder hacerlo todo con el iPad.

Que digo yo, que si a nivel de sistema operativo queremos que iOS sea como macOS, demandamos las mismas aplicaciones y le ponemos un teclado al iPad… al final, ¿qué tenemos? No parece pues que efectivamente nos econctremos ante ese primer día de la era Post-PC.

¿El primer día de la era Post-PC?

A la tablet no le hace falta hacer lo que hace un PC. Sólo necesita hacer algunas cosas concretas mejor que un PC, y no nos engañemos, a Apple no le interesa dejar de vender MacBooks en favor de los iPads; a Apple le interesa que exista una línea que no se pueda traspasar y que tengas ambos dispositivos.

El Apple pencil es, para mí, la herramienta clave que le da al iPad Pro la capacidad de hacer cosas que con una MacBook no es posible. Esto ha hecho que haya descartado el uso del MacBook para muchas cosas en favor del iPad Pro (el de 10,5’‘, no el de 12,9’‘), pero no, no me he desprendido del MacBook… de hecho, estoy escribiendo este artículo con él, tirado en el sofá, frente a la TV, mientras el iPad reposa sobre el escritorio.

Ambos dispositivos son complementarios pero, en ningún caso, veo que el iPad pueda relegar definitiviamente al MacBook. En cualquier caso, ¿tú que opinas? 12.09.2017 ¿el primer día de la era Post-PC?

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.